Tienes que acceder para crear publicaciones y debates.

Los tiempos de trabajo.

Toda jornada de trabajo desde una hora hasta las 40 semanales que se estipulan en una jornada laboral ordinaria. Todas estas horas son parte del tiempo de trabajo, incluyendo las llamadas horas de presencia, horas extraordinarias. Porqué son importantes en un contrato de trabajo? ¿Qué significa cada una de ellas?

La jornada laboral ordinaria de 40 hs. semanales de trabajo efectivo sin perjuicio de los tiempos de presencia.
Las
horas de presencia, son horas que se acuerdan a disposición de la parte empleadora que no pueden superar las 20 hs. semanales de promedio.
Así, la jornada ordinaria puede alcanzar las 60 hs. semanales.

Las horas extraordinarias son horas de trabajo efectivo que se realizan fuera de la jornada ordinaria de trabajo, se limitan a 80 horas al año, salvo que se compensen con descanso, en vez de pagarlas.
Horas extraordinarias y horas de presencia se deben compensar con tiempos equivalentes de descanso retribuido o remuneración monetaria fijada entre las partes, que no puede ser inferior al precio de las horas ordinarias.
El
horario de la jornada se fija entre las partes y se concreta en el contrato escrito. Es importante que, además, figuren las horas de presencia pactadas y cómo van a compensarse. También la forma de retribución de las horas extras, en caso de hacerse.

Jornadas abusivas, trabajo efectivo disfrazado: Las horas de presencia legalizan jornadas semanales de 60 hs.
Alerta con las jornadas y horarios que no figuran en el contrato, cuesta reclamar su correspondiente compensación y muchas veces se pierden.
Apunta todas las horas que hagas de más y reclámalas por retribución o tiempos de descanso pagado.
No es casualidad que no se regule la jornada nocturna, a pesar de ser habitual, parece ser que no interesa regularla en la normativa vigente.
Reconocerla implicaría ponerle un precio, por ejemplo, en el caso de las internas.