Tienes que acceder para crear publicaciones y debates.

Formas de finalizar una relación laboral.

Si hay acuerdo entre las partes, se puede cesar la relación laboral. Pero existen muchas circunstancias que pueden darse en el cese de una relación laboral en el régimen de trabajo especial de hogar. Cuáles y que importancia tiene para la trabajadora, diferenciar cada una?

El dese de la relación laboral puede darse por acuerdo de ambas partes.  Hay otras formas, que pueden perjuducar de forma importante a la trabajadora de hogar y cuidados no solamente en el área laboral, si no también administrativo (regularización o renovación de NIE, prestaciones sociales, etc.)

Tenemos:

El despido procedente cuando hay un incumplimiento grave por parte de la trabajadora.
Se debe notificar por escrito alegando la causa y, si se logra probar, no se debe indemnizar.

El despido improcedente se considera cuando a falta de causa, prueba y/o comunicación escrita (con fecha de efectos y motivos) y, tiene derecho a una indemnización de 20 días por c/año trabajado, con el límite de 12 mensualidades. No se puede despedir a una trabajadora interna, entre las 17 y las 8 horas del día siguiente, salvo falta grave de lealtad y confianza.
El
desistimiento como figura jurídica sólo existe en este sector y permite a la parte empleadora acabar la relación en cualquier momento, aunque no exista causa.

Debe cumplir varios requisitos.

  • Se debe preavisar (comunicar) a la trabajadora 7 días antes (si la antigüedad es menor a un año) o 20 (si es superior a un año). En este periodo la trabajadora tiene derecho (sin pérdida de retribución) a un permiso de 6 horas semanales para buscar otro empleo. Si esto no se respeta, esos días se deben abonar.
  • Además, es obligatorio comunicarlo por escrito y poner, en ese momento, a disposición de la trabajadora una indemnización de 12 días de salario por cada año trabajado, con el límite de 6s mensualidades (serán 7 días por año, para contratos anteriores a 2012).

La falta de cualquiera de estos 2 últimos requisitos convierte el desistimiento en un despido improcedente, con la indemnización correspondiente (20 días/año).

En cuanto al desistimiento de la trabajadora (cuando es ella quien decida romper el contrato), la ley no concreta periodo de preaviso, aunque suele notificarse 15 días antes. No tiene indemnización, salvo se base en un incumplimiento de la parte empleadora y se pruebe.

  • En caso de fallecimiento de la parte empleadora o su ingreso en una residencia, se debe indemnizar, independientemente de la antigüedad, con 1 mes de salario con prorrateo de pagas.
  • Otro supuesto habitual en este sector es el despido de la trabajadora cuando está embarazada. En este caso, el despido se considera nulo y, al no caber la readmisión, se debe indemnizar con 45 días de salario por año trabajado (para el tiempo trabajado antes de 2012) y 33 días por año trabajado (para el tiempo trabajado a partir de 2012), con el límite de 24 mensualidades.
  • Los contratos temporales, que tienen finalización, también se tienen que indemnizar con doce días por año.

Estas indemnizaciones también se aplican en el trabajo por horas. Muchas mujeres desconocen esto. El plazo para reclamar un despido es de 20 días hábiles (no cuentan sábados, domingos ni festivos). Es importante asesorarte, para no perder derechos.
Además, siempre que finaliza una relación laboral se debe abonar una liquidación: salario, paga extra y vacaciones pendientes. Y se pueden reclamar otras cantidades que se deban en el último año (hs de presencia y/o extras, festivos....) El plazo para reclamar es de 1 año.